miércoles, 26 de octubre de 2011

Napalm



Habrá abrigos sintéticos de pieles humanas
desplomándose en las camas de cualquier hotel de la avenida
y carnes rojas paseándose por los corredores de la muerte
Habrá una demostración de heridas de guerra o de sexo
y una degustación de jamón o cocaína
y una gota de sangre viajando por las tuberías

Habrá sexo instantáneo en cafeterías
ajenas al ruido de las bombas
y de gritos ahogados con Napalm
tras la Guerra de Corea
Y habrá más suministros de las Fuerzas de Paz

Habrá que
bajar a por tabaco una mañana de resaca
pensando en no volver 
(y nunca empezar a fumar)
habrá que ver el acto de aplastar a una hormiga
en la puerta del banco
habrá una niña buscando la destrucción

una ruptura
una decapitación
y brazos tirando un carro lleno de comida o sucedáneo
y brazos estirándose hasta el cielo o a un kilo de arroz
entre el tumulto
brazos

Rostros mirando una pantalla
y rostros como  relojes de Dalí
que se desploman
materias grises
con la misma textura del Napalm
incendiarios
rostros

Y habrá una mujer dando a luz
en la oscuridad

Habrá tierra encima de un cadáver
y flores
y un corte en el cordón umbilical

¿Habrá
alguien que encuentre el amor en mitad de un campo de batalla?

2 comentarios:

  1. La tierra siempre recoge a sus muertos... Provengan de donde provengan.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar