lunes, 19 de septiembre de 2011

from poetry to hell



cuando estoy nerviosa  no tiemblo
se me ponen las uñas moradas
los labios morados
y parece que tengo las manos de una muerta
los pies de una muerta
la boca de un cadáver que ríe su muerte
solo me queda la etiqueta por poner
el último número
el último número humano
para entrar en la nevera
calor 
ellos dicen que desprendo calor


(pero yo sé que en secreto se enamoran de mi infierno)

2 comentarios:

  1. ME ha dejado un buen regustillo. Bien logrado

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Ser rechazada/o hasta por los muertos... Eso es terrible.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar